jueves, abril 20, 2006

Lo último en México: la nueva ley de radio y televisión


No cabe duda de que los políticos mexicanos sorprenden una y otra vez pero de forma triste. Y es que los que nos consideramos demócratas nos sentimos muy decepcionados con la actuación de esta gente, quienes serán muy políticos pero poco demócratas.

La última de ellos es la aprobación de la ley de radio y televisión, una ley que beneficia aún más a las grandes televisoras: TV Azteca y Televisa. Esta legislación va en contra de la pluralidad, de la democracia.

Es muy decepcionante ver que fue aprobada por el apoyo mayoritario de todos los partidos políticos. No sólo eso. El 1 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó con 327 a favor y ninguno en contra de un total de 500 esta ley que no tiene ni piés ni cabeza en una sesión fugaz que duró sólo siete minutos donde no hubo ningún debate.

No suelen ser rápidos para legislar otras cuestiones. Una vez más, Vicente Fox mostró su verdadera vocación y firmó la ley la semana pasada sin hacer ningún cambio. No cabe duda de que el ranchero paga sus favores con los más fuertes, con los más tramposos.

¿Y qué han dicho los tres candidatos fuertes (PRI, PAN, PRD? Nada destacable. Así que mexicanos, vamos por muy buen camino. Vemos la vocación que tienen nuestros políticos y cuales son sus verdaderos intereses. ¿Cómo pagarán Televisa y TV Azteca este favor en la recta final de la campaña presidencial?

Fox, muchas gracias. Sigue besando los santos a besos y diciendo tonterías mientras tus hijastros se enriquecen en el mundo de especulación, mientras México queda estancado y tú pasarás a la historia como un personaje que pudo haber aprovechado la ilusión del cambio pero no le interesó. Eres igual de mafioso y gángster que tus antecesores: o quizás peor.

Ten cuidado. A ver si cualquier día, cuando vayas a misa, te cae la cruz en la cabeza. PRI, PAN, PRD,... Son todos la misma mierda.

3 Comments:

At 12:10 p.m., Anonymous Adonis said...

Y la cruz de su habitacion tambien, que no me sorprenderia que fuera una muy chingona a la que todos pagaramos con nuestros impuestos.

 
At 4:54 p.m., Blogger Manolo said...

Todo se los pagamos nosotros, desde la comida del perro, los impuestos(?), luz, agua, telefono, transporte, gasolina, peluquero (tienen una "estética" en el congreso), ropa, viajes, comidas, y sigue la lista infinita como la infinita indiferencia de los habitantes del pais del limon.

 
At 5:55 p.m., Blogger Daniel Fernández said...

si no mames, todos son la misma mierda como bien dijiste, por eso hay que hacer el movimiento del voto en blanco.

 

Publicar un comentario

<< Home